Nuestro Blog

10 sugerencias para quienes se inician en el mundo del vino

QUIENES QUIEREN INICIARSE en el mundo del vino deben alejarse de la falsa creencia que dice: "Hay que saber mucho sobre el vino para poder disfrutarlo". Nada más lejos de la verdad. De hecho, sugerimos que los interesados dejen de lado todas las preconcepciones y empiecen por disfrutarlo bebiéndolo y entrando en contacto con todas sus cualidades: sus colores, sus aromas y sus sabores.



Te damos aquí algunos consejos que te resultarán sumamente sencillas para sumarte a la exquisita costumbre de beber vino que, dicho sea de paso, es todo un estilo de vida.

1. Inicia probando vinos jóvenes

Estos vinos resultan mucho más frescos y accesibles y son ideales para un primer acercamiento. En el caso de las uvas blancas, destacan por su frescor y sencillez los de uva Sauvignon Blanc o Chenin Blanc; en los vinos tintos se pueden considerar los elaborados a base de las uvas Grenache, Gamay o Merlot. Sobre todo busca vinos jóvenes y ligevos, hechos para tomarse uno o dos años después de su cosecha.

2. Prueba vinos de diferentes países

Una vez que se hayas encontrado cuáles uvas te gustan más, empieza a buscar vinos que se elaboran a partir de esa misma uva, pero ahora en otros países. Y cuando descubras preferencia por algún país, investiga las regiones de elaboración. Así irás enfocando aún más tu gusto a un varietal y una región.

3. Investiga, lee, pregunta

Cuando tu paladar se haya decantado y haya manifestado su complicidad con un tipo de uva, estilo o región, entonces sí: comienza a investigar todo sobre ese vino. Su origen, otras regiones donde se produce, casas o bodegas que la trabajan... ¡hay que aprender todo sobre él!


4. Sé atrevido

Paulatinamente, aventúrate a conocer ahora nuevos varietales, tal vez hermanos o de la misma región dl varietal que te gustó. Cata algunos con más cuerpo o busca estilos poco comunes de vinificación de esa uva. El tema es la profundización.

5. Incorpora la comida para hacer armonías sencillas

Esto hará que tengas una percepción diferente del vino ya que, al combinarlo, verás cómo se complementa con los alimentos. Al respecto, sugerimos empezar con quesos frescos, canapés ligeros o botanas informales que puedan empatar con los vinos que lleves a la mesa.

6. Iníciate en el mundo de la degustación